Turismo | Belice: grandes encantos de un pequeño país
424
post-template-default,single,single-post,postid-424,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Turismo

Belice: grandes encantos de un pequeño país

Fuente:Diario LaVoz | Especial de Turismo

Belice es un país de Centroamérica tan pequeño en el mapa que entra en la punta del dedo índice de la mano. Dentro de esa franja que une las dos grandes Américas, ocupa una delgada porción de 290 kilómetros de largo y 110 kilómetros de ancho, extendida hacia el este de Guatemala, debajo de la península mejicana de Yucatán.

Su localización privilegiada le permite tener, de norte a sur, una costa caribeña con playas únicas, protegida por un arrecife de coral de 300 kilómetros de extensión. Se trata de la segunda barrera de coral más grande del mundo, después de Australia. Este paraíso atesora más de 200 islas, tres grandes atolones y cientos de cayos que conforman piletones donde habitan las especies marinas más exóticas.

Algunas opciones para disfrutar de la belleza natural de Belice:

Ambergris Caye: la isla bonita de Madonna

Su punto central es San Pedro, un pueblito con callecitas por donde circulan carros eléctricos, los medios de traslado domésticos. Esta isla sirvió de inspiración para La isla bonita, el tema que popularizó Madonna en 1987.

 

Luego de un viaje de 30 minutos en avioneta desde el aeropuerto internacional de Belice, sobrevolando los cayos con la constante panorámica de un mar azul verdoso, llegamos a la isla donde nos espera una lancha para un traslado de 20 minutos hasta el hotel Las Terrazas, un verdadero paseo de contacto directo con ese mar que nos salpica en la cara. Cada hotel tiene su propio muelle, desde donde salen lanchas hasta Hol Chan -“canal pequeño”, en lengua maya- la primera reserva marina de Centroamérica, de cinco millas cuadradas (casi 13 kilómetros cuadrados, poco menos que todo el Dique San Roque). En ella hacemos snorkel en un mundo idéntico al de Buscando a Nemo: entre peces, corales y esponjas, de todas las formas y colores, nadamos muy cerca de tiburones nodriza y mantarrayas.

Placencia: paz bajo las palmeras

Hacia el sur de la costa beliceña nos dirigimos a otro destino exclusivo, Placencia. Situado sobre una península, este pequeño pueblo de pescadores ofrece playas de arena blanquísima con aguas transparentes tranquilas, sobre las que se recuestan palmeras. Es una muy buena base para la práctica de deportes y actividades acuáticas. El manglar situado en la laguna de Placencia está considerado uno de los ecosistemas más importantes de este país. La vida marina alrededor de la península ofrece los afamados jardines de corales, dominados por una alfombra de hierba verde de mar donde habita una amplia variedad de peces tropicales, sitio privilegiado para hacer snorkel y buceo.

Cayo Laughing Bird

Desde Placencia parten embarcaciones que, en viajes de corta duración, nos trasladan hasta el Cayo Laughing Bird, la isla que más al sur se localiza dentro de la laguna central que encierra la gran barrera de coral de Belice.

Allí se encuentra el parque nacional homónimo, que alberga a una de las comunidades de gaviotas más importantes y grandes del planeta. Alejándonos un poco de esta isla, podemos visitar en excursiones para un número limitado de aventureros la reserva marina Gladden Spit, zona protegida, destinada a la conservación de los tiburones ballena, ejemplares que visitan estas costas entre los meses de abril y junio cerca de los ciclos de Luna llena.

El Gran Agujero Azul

Este lugar es el representante del país. El profundo agujero azul, con forma de un círculo casi perfecto en la superficie, está ubicado en medio del atolón Lighthouse Reef. Llegar hasta él implica viajar en embarcaciones especiales 100 kilómetros mar adentro, de allí que estas excursiones no suelen ser muy económicas. Es un edén para los exploradores de la vida submarina.

El Gran Agujero Azul. Está ubicado en medio del atolón Lighthouse Reef. Se llega en embarcaciones especiales, 100 kilómetros mar adentro. (fotografías de Christian Quinteros)

El famoso Agujero Azul (Blue Hole, en inglés) se convirtió en un ícono de Belice después de que el renombrado investigador Jacques Cousteau lo explorara en 1970 y lo mostrara en los documentales de sus expediciones.

El origen del Blue Hole

Este agujero constituye la apertura a un sistema de cavernas y pasajes sumergidos en medio del Caribe. El Gran Agujero Azul (Great Blue Hole) de Belice fue originado por la formación de cuevas secas durante la Edad de Hielo.

Cuando el hielo se derritió y el nivel del mar subió, las cuevas se inundaron provocando que su techo colapsara por el peso del agua, dando lugar a este espectacular agujero perfecto. El sitio se transformó en el destino marino que todo amante del buceo de profundidad aspira conocer.

El hotel de “Leo” Di Caprio

En 2018, se prevé la apertura del hotel que el actor está construyendo en una de las islas de Belice. Se trata del ecoresort de lujo Blackadore Caye, con piscinas infinitas, cabañas sobre el océano con impresionantes vistas de los atardeceres naranjas, refugios para peces, corales y un área de conservación de manatíes.

 

El proyecto está conformado por villas independientes que se extienden a lo largo de un gran arco pasarela de madera. Uno de los extremos está reservado para el puerto, único modo de ingreso al complejo. La isla fue adquirida por DiCaprio en 2005 por un valor de 1.750.000 dólares, y aún se desconoce cuánto saldrá hospedarse en su hotel.

Plus

Junto al tiburón ballena

Es una de las especies protegidas por el hombre en este país. Un paquete turístico ofrece la posibilidad de pasar cuatro noches en hotel cuatro estrellas, con buceo en la reserva del tiburón ballena. A su vez, un día de rapel y cave tubing (paseo en bote por cuevas) con traslado aeropuerto-hotel (ida y vuelta). Desde 1.674 dólares por persona.

Buceo y snorkel

El típico paquete de “escapada a Belice” puede incluir seis noches en hotel tres estrellas, con tres noches en playa y tres en selva. Esta propuesta turística incluye: desayuno diario, traslados aeropuerto-hotel (ida y vuelta), día de vela y snorkel en Cayo Caulker más la visita al sitio arqueológico a caballo; desde 911 dólares por persona.

Excursión al Gran Agujero Azul: dos horas en barco desde Cayo Caulker y buceo, 150 a 300 dólares por persona.

Aventura y playa

Una buena opción es pasar seis noches en hoteles cuatro estrellas, con tres noches en hotel de selva y otras tres en uno de playa (traslados incluidos). Visita a sitios arqueológicos, medio día de snorkel en Hol Chan y visita al zoo. Desde 1.390 dólares por persona.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: desde Córdoba, se viaja a Belice a través de un vuelo por Copa con dos frecuencias semanales (martes y viernes), vía Panamá. Precio final ida y vuelta: desde 950 dólares (impuestos incluidos). Desde Buenos Aires: American Airlines, United Arlines y Delta Airlines, de 750 a 1.500 dólares (impuestos incluidos). Los turistas argentinos pueden ingresar con pasaporte únicamente y permanecer sin autorización hasta 90 días, sin necesidad de visa.

PASEOS: para visitar diferentes islas desde la capital del país. A San Pedro, vuelo doméstico de 15 minutos a 145 dólares; luego, viaje en lancha de una hora y media por 50 dólares. A Placencia: vuelo de 40 minutos, 233 dólares; traslado terrestre de tres horas y media a 275 dólares. A Caye Caulker (para ir hasta el Blue Hole), vuelo de 10 minutos a 145 dólares; viaje en lancha de una hora, a 40 dólares. Traslados (ida-vuelta) desde aeropuerto internacional de Belice. Precios por persona.

ALOJAMIENTO: desde 15 hasta 1.500 dólares la noche, según hotel. Las Terrazas Resort, desde 182 dólares la noche, por persona (incluye desayuno). Tres noches en hotel cuatro estrellas en verano (junio a septiembre): 675 dólares por persona (incluye desayuno continental); con almuerzo o cena, 1.125 dólares. Precios aproximados.

GASTRONOMÍA: plato típico de Belice para almuerzo (arroz con frijoles) servido con pollo y ensalada, entre cinco y seis dólares. Desayuno típico -frijoles fritos, huevos o pollo con fry jacks (especie de tortilla frita)- entre 2,50 y cinco dólares. Cena o almuerzo en restaurante de hotel de categoría, 150 dólares aproximadamente.

MÁS DATOS: www.travelbelize.org.

*Especial

Ingresar un comentario

happy wheels