Turismo | Armar valijas y desarmar miedos
433
post-template-default,single,single-post,postid-433,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Córdoba, Turismo

Armar valijas y desarmar miedos

Fuente: Diario La Voz | Carolina Guevara*

El asesinato de las turistas mendocinas Marina Menegazzo y María José Coni en Montañita (Ecuador) despertó polémicos cuestionamientos sociales acerca del “peligro” al que se exponen mujeres que emprenden la iniciativa de desembarcar en otras culturas sin compañía masculina. Para desmitificar la falsa controversia, consultamos a especialistas que asesoran a viajeras, y recuperamos experiencias de chicas que han decidido conocer otros lugares sin más compañía que sus ganas de abrirse a nuevos mundos. 

Para José González, presidente de la Asociación Cordobesa de Agencias de Viaje (Acav), “las mujeres viajeras no presentan ni inseguridades ni miedos. Sí toman recaudos a la hora de buscar un destino y contratan servicios que les garanticen confianza y seguridad, en el traslado al lugar de alojamiento como en hospedajes confortables, limpios y bien ubicados”.

“Tenemos las mismas herramientas que cualquier otra persona para desenvolvernos en ambientes desconocidos. Peligros hay en todas partes. Viajar no es el peligro. El peligro está en la sociedad”, asegura María Eugenia Fernández, una viajera cordobesa que recorrió Latinoamérica durante dos meses.

Soltar, liberar, viajar

Los roles de género se han transformado y muchas mujeres deciden escapar a la rutina para conocer otros destinos. Este cambio es evidente: “Existe un marcado incremento en las ventas de viajes para mujeres, debido a la mayor independencia y formación alcanzada”, confirma González, de Acav.

El fenómeno crece. Los viajes exclusivos para ellas se han convertido en un interesante nicho de mercado para operadores turísticos, según diversas necesidades:

  • El viaje cultural, para conocer ciudades con espectáculos de teatro, ópera, museos, donde se imponen Nueva York, París, Europa central, Grecia y Turquía.
  • La huida de ocio, donde la playa es protagonista y el Caribe se postula como ganador.
  • La exploración espiritual, con India a la cabeza y, más cerca, Perú.
  • El viaje de aventura, donde el desafío físico se impone: México, Costa Rica (con la tirolesa más larga del mundo) y Guatemala combinan deportes y turismo aventura en la naturaleza, al igual que navegar el Amazonas en Brasil.
  • Algunas chicas también prefieren la escapada a la rutina: pasear por Miami sin que el tiempo demande tareas de hogar o de cuidados.

Idiosincrasias incómodas

Más allá de tener en cuenta los papeles en orden, antes de viajar, también conviene considerar aspectos de la cultura del destino a visitar. La fan page Soy viajera (Facebook.com/Soyviajeracomunidad) contiene experiencias atípicas de viajeras a destinos impensados. Allí podemos encontrar sugerencias sobre costumbres particulares con las que lidiar si somos mujeres, las cuales pueden hacerte sentir incómoda:

  • Cuestión de reglas: en Bali, por ejemplo, no podés entrar a los templos si estás con el período. En Tailandia, si sos mujer, no te permiten tocar a los monjes o sentarte a su lado. En Marruecos, las mujeres locales no van a cafés. En países musulmanes suelen pedirte cubrir hombros y rodillas, o el pelo. En Indonesia, usar shorts puede hacerte sentir fuera de lugar. En Fiji, hay aldeas que no permiten a turistas nadar desnudas en sus playas.
  • La higiene puede ser un problema: en zonas rurales de África es habitual que, para bañarte, sólo dispongas de un jarro con agua o una ducha con escaso caudal. En algunos baños asiáticos, no hay papel higiénico y usan letrinas. En zonas rurales de China, muchos baños se encuentran al costado de la ruta y no tienen puertas.
  • Apariencias: en determinados lugares, ser turista “diferente” ya te hace destacar, y puede resultar llamativo que una mujer viaje sin marido o sin una compañía masculina. Esto puede desencadenar en intentos de “levante” e, incluso, en peticiones de matrimonio. En Perú, por ejemplo, tomar un café o sentarte sola en un bar hace que algunos hombres suelan acercarse a charlar. En Marruecos, los varones marroquíes no te dirigen la palabra ni te miran a los ojos cuando les hablás o consultás algo.
Seguras
  • Identificá tu mochila: escribí en una etiqueta interna nombre, teléfono de contacto y dirección del alojamiento en el que te hospedás.
  • Llevá un candado para armarios, si estás alojada con desconocidos.
  • Pasá inadvertida: en lugares hostiles o poco amigables, te evitará inconvenientes.
  • Evitá objetos de valor: reducí al máximo joyas, prendas de vestir caras o de marca visible.
  • Distribuí el dinero: repartílo en diferentes compartimentos. Guardá en riñonera lo necesario para el gasto diario.
Viajeras en línea
Blogs, webs y fan pages son importantes espacios de consulta e intercambio de información sobre experiencias, cuidados y alojamientos para mujeres. Algunas sugerencias:
http://lavidanomade.com: historias, trabajo, consejos e información sobre destinos administrada por la periodista Fran Opazo.
https://m.facebook.com/Soyviajeracomunidad/: un grupo en Facebook de 13 mil viajeras se motivan a viajar en un ambiente sano y seguro.
http://losviajesdenena.com: el blog de Laura Lazzarino cuenta cómo organizar un viaje, destinos a recorrer y respuestas a dudas de las más extrañas.
Papeles en orden
A la hora de emprender el armado de la valija, las agencias de viaje recomiendan chequear requisitos migratorios (documentación correcta), colocación de vacunas y condiciones del destino. Lo óptimo es comprar el pasaje en una agencia legalmente constituida y asegurarse de que la empresa acompañe y responda durante el transcurso del viaje, por cualquier inconveniente que se presente.
Yo estuve allí
Inés Martínez (57), psicopedagoga. “En Vietnam, ¡me sorprendió el uso del espacio público! Hacen todo fuera de la casa: trabajar, rezar, comer. No conocía el idioma y la necesidad de comunicarme hizo milagros: señas, dibujos, señalar elementos y hasta el Google traductor sirvió para orientarme”.
María Luz Saint Phat (39),  comunicadora social. “En un poblado de España, quienes me alojaron señalaban que no era bueno que una mujer caminara sola de noche. Siempre es importante escuchar a lugareños. Cada viaje implica un desafío de comunicación porque cada lugar tiene sus propios códigos”.
María Eugenia Fernández (37), ejecutiva de ventas. “Mi viaje por Latinoamérica me hizo apreciar la multiculturalidad de códigos que tenemos. En países como Perú o Bolivia te tratan de usted, no te miran a los ojos y te dan la mano, no saludan con beso en la mejilla, pues es visto como insinuación”.

Ingresar un comentario

happy wheels