Turismo | Chicago: la ciudad de los vientos
445
post-template-default,single,single-post,postid-445,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Sin categoría

Chicago: la ciudad de los vientos

Chicago tiene algo especial. Único. Uno empieza a caminar y no se da cuenta de que hace tres horas que anda. Está buenísimo perderse por las anchas veredas, cruzando las grandes avenidas, mirando hacia arriba obligado a estirar el cuello para ver los rascacielos, o navegar por el río que atraviesa a una de las ciudades más fascinantes de Estados Unidos.

Luego de Nueva York y de Los Ángeles, Chicago es la más habitada en suelo estadounidense. Alrededor de 2,7 millones de personas viven en esta ciudad (casi como en la provincia de Córdoba) y la visitan 40 millones de turistas por año. La “Ciudad de los vientos”, tal como se la conoce, ofrece mucho por descubrir.

Las tiendas de la avenida Michigan

Así se llama una de las arterias más importantes de esta ciudad del estado de Illinois. Uno puede caminar por ahí durante horas, perdido, mirando vidrieras de las grandes tiendas que ofrecen de todo y para todos los gustos.

Michigan es una avenida de doble mano, con mucho tráfico. Durante su recorrido aparecen tiendas de Disney, Macy’s, Zara, Apple, H&M, Victoria’s Secret, Louis Vuitton, Forever 21, Lacoste, Nike, Puma y Gap, entre otras grandes marcas.

Cultura. El Museo Field de Historia Natural. (Guillermo Puente)

Además de comprar regalos en esos lugares, el viajero también se encontrará con infinidad de restaurantes, desde las típicas cadenas de comida rápida hasta otras con platos más elaborados o de diferentes regiones del planeta. Está en cada uno elegir qué quiere comer y zambullirse en un festín de sabores para el paladar.

La parrilla de Michael Jordan

Un lugar ineludible es el Michael Jordan’s Steack House, algo así como la Parrilla de Jordan, la estrella del básquet. Está ubicada en el número 505 de la avenida Michigan. Se trata de un lugar lleno de recuerdos del mejor basquetbolista de la historia.

En las paredes hay cientos de fotos de cuando jugaba en los Chicago Bulls. En el ambiente se respira parte de la historia grande de este deporte que Jordan hizo aún más grande. Se puede ver la estatua que le crearon en el United Center, el estadio de los Bulls. David, un mozo español que nos atendió, dijo que el exbasquetbolista va de vez en cuando al negocio y se sienta en una de las mesas. ¿Cuánto cuesta comer ahí? Un sándwich italiano caliente (pan, fetas de carne, queso, papas fritas y elaborados aderezos) vale 17 dólares. El plato más caro, 35.

La ciudad desde el lago

Después de caminar un buen rato y de comer algo, lo bueno es recorrer Chicago en barco. Por 31 dólares, es posible subir a una embarcación que, durante 90 minutos, lleva al pasajero por parte del lago Michigan y el río Chicago, una buena manera de ver la ciudad desde otro punto de vista. Cuando la embarcación se introduce en el corazón de esta urbe, los edificios parecen mucho más grandes.

Paisajes. Vista desde el lago Michigan. (Guillermo Puente)

Más descansados, es recomendable seguir caminando para recorrer el Navy Pier, el Muelle de la Armada. Pegado al lago Michigan, uno puede subir a la Rueda de la Fortuna por 15 dólares y tener una vista privilegiada de Chicago. La noria de 40 metros de altura resulta ideal para obtener magníficas fotos.

Millennium, un parque con muchas opciones

Para los viajeros con energía, si hay ganas de caminar un rato más, lo ideal es acercarse al parque Millennium, donde existen varias atracciones gratis como el Cloud Gate. Desde este enorme espejo curvo en forma de poroto (o frijol, como le dicen en Estados Unidos) se pueden obtener buenas fotos con una perspectiva distinta de la ciudad y de sus edificios.

Además, está el pabellón Jay Pritzker para hacer grandes recitales y la fuente Crown Fountain. En este caso, se trata de dos torres de vidrio, de 15 metros de altura, con grandes imágenes de rostros de personas. El agua sale desde sus labios.

Circuitos

La ciudad de Illinois está llena de lugares para descubrir.

Chicago City Pass, Por 98 dólares por adulto (82 para niños de 3 a 11 años), se puede adquirir esta entrada VIP para conocer cinco lugares imperdibles: el acuario, el Museo Field (con los restos del Tiranosaurio Rex más grande del planeta), el Museo de Ciencia e Industria, el planetario y el Skydeck en Willis Tower (balcones de acrílico en el piso 103, con una vista espectacular).

Willis Tower. Balcones de acrílico en el piso 103. (Stefano Armaroli / 123rf)

Zoo del parque Lincoln. La entrada es gratuita y se pueden apreciar más de 1.200 animales. Además, es posible tomar magníficas fotos panorámicas de la ciudad. Hay lugares para comer dentro del parque y mucho espacio verde para pasar una tarde muy entretenida.

Fuente de Buckingham. Está ubicada en el parque Grant, pegado al parque Millennium. Tiene un diámetro de 85 metros y representa al lago Michigan. Su construcción está inspirada en los jardines de Versalles. La fuente es considerada una de las más grandes del mundo.

Estadio Soldier Field. Forma parte de cualquier recorrido típico por la ciudad. Se trata de otro de los lugares emblemáticos de Chicago. El estadio fue construido en honor a los soldados caídos en la Primera Guerra Mundial.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: Córdoba-Buenos Aires-Nueva York-Chicago (ida y vuelta) por Aerolíneas Argentinas, 36.400 pesos aproximadamente (junio).

PASEOS: un viaje en barco por el lago Michigan y el río Chicago, durante 90 minutos, cuesta 31 dólares por adulto (menores de 12 años, 12 dólares; menores de tres, sin cargo). Subirse a la Rueda de la Fortuna en el Navy Pier, 15 dólares. Transporte público (ómnibus): 2,25 dólares.

GASTRONOMÍA: hay mucha variedad. Desde la comida chatarra hasta la más elaborada. Desde cinco dólares un hot dog (pancho) en la calle hasta unos 40 dólares un plato elaborado, en un buen restaurante.

ALOJAMIENTO: están las grandes cadenas de hoteles hasta los hostales más económicos.

www.choosechicago.com/es

Fuente: Diario LaVoz

Ingresar un comentario

happy wheels